Innovación Natural: la fórmula para un impacto ambiental positivo

Afortunadamente, cada vez son más las empresas socialmente responsables. Es algo positivo para el planeta y para quienes lo habitamos. Así mismo, también crece el número de empresas que analizan los ingredientes y/o componentes de sus productos, optando por los sustentables en la medida de lo posible. Y es que hoy por hoy la preservación del medio ambiente es un tema más que vigente, incluso en los hábitos de consumo de las personas.  

Lo anterior, sin duda, está generando un movimiento de valorización de los productos sustentables y de bajo impacto ambiental. Es un desafío que implica estructurar cadenas de negocio sustentables que generen oportunidades para las comunidades, respetando el ciclo de la naturaleza para la compra de materias primas, garantizando que sean extraídas y cultivadas pensando en la sustentabilidad.

Esta manera de hacer las cosas podría ser el futuro de los negocios, algo que muchas organizaciones comienzan a explorar, pero es la forma en la que Natura ha operado desde que se fundó hace más de 50 años. De hecho, el nombre de la empresa se inspira en la naturaleza y en los activos vegetales usados en la composición de sus productos. En estos rubros, la empresa ha sido pionera y continúa a la vanguardia.

Así ha sucedido con el uso sustentable de los activos de la socio-biodiversidad, que es nuestra principal plataforma de innovación y fuente de diferenciación de la marca.

Por ejemplo, la perfumería de Natura y desodorantes son producidos con alcohol 100% orgánico, extraído de la caña de azúcar cultivada sin quemas, agrotóxicos o agroquímicos. Es un modelo de producción en que la agricultura y la selva conviven en armonía y potencian la regeneración de la vida.

De hecho, la empresa trabaja para “vegetalizar” todas sus fórmulas para reemplazar materias primas de origen animal o mineral por materias primas vegetales, cuya extracción respeta el ritmo de reposición de la naturaleza. Así sucedió con los aceites trifásicos de la línea Ekos, que en 2007 contenían todo su aceite derivado del petróleo, no renovable, y que fue reemplazado por el aceite de palma certificado.

También eliminamos las esferas de polietileno (microbeads) de los productos enjuagables, que, por ser muy pequeñas, pasan por los sistemas de drenaje y terminan en los océanos. Para reemplazarlas, adoptamos exfoliantes biodegradables a base de arroz y bambú.

El 80% de nuestro portafolio es vegano, ya que no utiliza ningún ingrediente de origen animal o derivados. Y nuestras formulas poseen altos porcentajes de origen natural (un promedio de 90%). En 2019, el índice de vegetalización de las fórmulas correspondió al 81%, en línea con el año anterior.

Si bien podría aportar otros ejemplos, vale la pena mencionar que Natura cuenta con un Centro de Innovación y un Laboratorio de Tecnología con áreas dedicadas al estudio de nuevas moléculas, al cultivo de células, a la biomimética (concepto que utiliza a la naturaleza para la concepción de productos) y la biotecnología, donde se trabaja en el desarrollo de ingredientes renovables de alto desempeño.

Este verano presentamos la visión de Sustentabilidad Natura&Co 2030 “Compromiso con la Vida”, el cual establece acciones para abordar algunos de los problemas más urgentes del mundo.

En materia de productos orgánicos y naturales, se seguirá trabajando para que al menos el 95% de nuestros ingredientes sean renovables o naturales, que al menos el 95% de nuestras fórmulas sean biodegradables y que 100 % de las fórmulas nuevas tengan una huella ambiental inferior medida por el análisis del ciclo de vida, entre otras metas.

Así, un ingrediente, un producto y un paso a la vez nos atreveremos a innovar para promover un impacto positivo económico, social, ambiental y cultural; naturalmente, reforzando nuestra pasión por los ecosistemas equilibrados e interdependientes.

A %d blogueros les gusta esto: