Inversión sostenible en tiempos del Covid: Opciones ligadas a la operación del día a día (Parte II)

En primer lugar, hablaremos de las opciones de inversión que están ligadas a la operación empresarial, es decir, a la actividad diaria de las empresas.

En este sentido, existe ya, una gran oleada de inversiones en plataformas y esquemas de comercialización que favorecen dos aspectos importantes: las ventas a domicilio y el consumo local o regional.

Estos dos elementos, están incluidos dentro de las acciones que pueden generar un menor impacto en el ambiente si es que se sabe manejar de la manera correcta. Es decir, las ventas a domicilio pueden estar optimizando la forma de alcanzar a los clientes, por ejemplo, empresas que mantenían un local comercial en renta lo han dejado y han buscado otras formas de alcanzar a sus clientes.

Esto no significa que se haya eliminado totalmente el gasto destinado a esa renta, pero si se ha transformado y en muchas ocasiones, se ha reducido o ese monto,  sea diversificado en varias opciones, como en una plataforma digital, el pago a repartidores, inversión en infraestructura de reparto a domicilio, mejoras en el contacto con los clientes, aumento de las competencias de todos los miembros de la empresa, e inclusive, la modificación de los procesos administrativos.

La segunda opción de inversión en la cual se pueden enfocar aquellos que estén interesados en proyectos sustentables, es justamente las alternativas que existen para la entrega a domicilio. Siendo más preciso, las opciones de empaque y embalaje.

En este aspecto, las empresas tienen una gran área de oportunidad. No solamente se trata de cambiar un plástico regular, por un plástico biodegradable. Se trata de innovar inclusive en las formas de logística y distribución.

Actualmente, la población está solicitando productos a domicilio, y una parte importante de los consumidores, están pidiendo que se reduzca la cantidad de plástico incluida en los empaques. Asimismo, están solicitando que exista un sobre empacado de los productos. Esto genera una ventana de oportunidad para la inversión en alternativas que contribuyan a mejorar este aspecto.

Si se maneja correctamente, realizar las ventas a domicilio y del consumo local, contribuirán a la reducción de costos de traslado, de generación de residuos y a elevar la economía local que generalmente está en manos de los pequeños productores.

Aquí, hacemos énfasis en la frase “si se maneja correctamente”, ya que de no manejarse bien, puede causar efectos negativos, por ejemplo, al estar usando envases desechables no biodegradables, mediante el sobre empacado de los productos, al no invertir en medios de transporte que utilicen energías renovables, o al priorizar la distribución de mercancía importada y no la que se puede generar localmente.

Esto último, puede significar un problema, ya que en muchas ocasiones, no existen alternativas de consumo local y sustentable. Esto genera que los empresarios no inviertan en este tipo de alternativas, al mismo tiempo que pueden provocar un descontento o desánimo social de parte del consumidor, ya que aún con las mejores intenciones, no se puede alcanzar un consumo que no dañe el ambiente o que mejore las condiciones económicas de la región.

A %d blogueros les gusta esto: