La ruta de los biodegradables

La industria del empaque vive momentos desafiantes que exigen alternativas más amigables con el medio ambiente, es por ello que el utilizar alternativas biodegradables y compostables puede generar un cambio significativo, así como conciencia sobre la responsabilidad ambiental de la sociedad.

El termino compostable, hace referencia a un material que se degrada con el medio ambiente al entrar en contacto con otros residuos orgánicos, su mayor virtud es que puede convertirse en fertilizante o abono natural(compost) para la actividad agrícola.

El compost es un nutriente para el suelo que mejora la estructura y ayuda a reducir la erosión y ayuda a la absorción de agua y nutrientes por parte de las plantas.  Además, otra de sus virtudes es, que no deja desechos visibles, ni tóxicos.

El compostaje se realiza en condiciones controladas de dióxido de carbono y temperatura. Regularmente en una planta industrial o municipal especializada.

La industria del compostaje se rige bajo normas internacionales que certifican o garantizan que el producto pueda ser involucrado en este proceso. Con ello, al menos el 90 por ciento de su masa total (de una muestra de 2 x 2 cm) debe biodegradarse en un plazo máximo de seis meses.

Estas normas creadas por el Comité Europeo de Normalización sobre las características de un material compostable son principalmente la EN 13432 y la EN 14995, quienes de manera general determinan los siguientes aspectos:

  • El producto debe estar libre de sustancias peligrosas, incluidos metales pesados.
  • En un periodo de tiempo, el material deberá biodegradar un porcentaje mínimo de su peso ideal.
  • Durante su desintegración, a través de su tratamiento biológico, no deben de subsistir fragmentos de material superiores a 2 mm X 2mm tras un periodo de tiempo determinado.
  • El proceso debe tener un tratamiento biológico.
  • Está sujeto a un ensayo sobre la calidad del compost obtenido en términos de efectividad y ecotoxicidad de plantas (Norma OECD 208).
  • El material no debe presentar efectos negativos sobre el proceso de compostaje.
  • Valores de pH, contenido salino y de sólidos volátiles dentro de los límites establecidos.
  • Baja concentración de nitrógeno, fósforo, magnesio y potasio.
  • Un buen proceso de compostaje depende de los parámetros óptimos de aireación y humedad que se tengan.

La mayoría de las plantas compostadoras reciben residuos orgánicos, prefiriendo los residuos de alimentos vegetales y desperdicios agrícolas.

Carvajal Empaques trabaja para ofrecer soluciones innovadoras, personalizadas y sostenibles como parte de su compromiso con el medio ambiente.

Actualmente cuenta con una la línea de productos ecoamigables los cuales se dividen en reciclables, biodegradables y compostables, como vasos, platos, cubiertos, empaques, por mencionar algunos ejemplos. De esta manera, cumplimos con diferentes estándares de acuerdo a las necesidades de cada mercado, señaló Luz Amanda Andreu, Directora de Mercadeo & Sostenibilidad Región Norte de Carvajal Empaques.

El compostaje de residuos orgánicos, es una práctica común en las comunidades agrícolas, hábito que últimamente se ha venido adoptando en los hogares, la industrial e incluso a nivel municipal, debido a que el 40 por ciento de los residuos generados en las ciudades, podrían ser compostados.

RECICLAJE
verdes

La ruta de los biodegradables

Redacción
El 40 por ciento de los residuos de las ciudades podría ser compostados. Estas son las características para que un producto sea reintegrado al medio ambiente.

LEER MÁS »
A %d blogueros les gusta esto: