Se avecina la nueva ola de plásticos

En pocos años, más países se sumarán a la prohibición de plásticos de un solo uso. La industria, ya se alista para migrar hacia nuevas formas de producción.

Redacción

La tendencia hacia el uso de plásticos más amigables con el medio ambiente, es cada vez más evidente en diversos países. De hecho, al menos una docena de países han prohibido el uso definitivo de bolsas plásticas, mientras que 30 naciones, han implementando sanciones contra el uso de este producto.

La industria está avanzando hacia la creación de nuevos materiales para la fabricación de diversos productos plásticos, no obstante, hasta el momento, parece que el proceso ha sido lento.

De esta forma, la industria del plástico comienza su camino hacia la reducción de su impacto ambiental, bajo tres ejes: la incorporación de reciclado, el uso de materiales biodegradables; y el ecodiseño de envases y empaques.

La innovación de materiales amigables con el medio ambiente y resinas más ligeras especialmente para envases y empaques de alimentos, tienen como objetivo, reducir el volumen de deshechos y facilitar su reciclaje.

A nivel mundial, se producen alrededor de 368 millones de toneladas de resinas plásticas. Mientras que la producción de resinas biodegradables y oxo biodegradables, es de poco más de 2 millones de toneladas.

Sin embargo, la tendencia a utilizar materiales biodegradables, así como plásticos que puedan ser fácilmente reciclables, irá creciendo conforme avancen las regulaciones ambientales para limitar el uso y fabricación de productos con resinas convencionales.

En algunos países de Europa, la tendencia al uso de plásticos más ecológicos y sustentables, está creciendo a tasas anuales de dos dígitos. En los siguientes años, polímeros sustentables como el ácido poliláctico (PLA), los polihidroxialcanoatos (PHA) y el furanoato de polietileno (PEF), que se prevé sustituirá al 100% el uso del PET, crecerán a tasas de 50% en los siguientes cinco años.

En la actualidad, el valor de mercado de los plásticos biodegradables y oxo biodegradables, equivalen a 2,500 millones de dólares, pero para el 2030, ésta industria valdrá al menos diez veces más sobre su valor actual, año en el que se espera que al menos en Europa, todos los plásticos sean reutilizables o puedan ser reciclados.

Por lo pronto, en México, se consumen alrededor de 6.4 millones de toneladas de resinas convencionales. Las de mayor demanda son los polietilenos de alta y baja densidad con el 30% de la producción, mientras que el polipropileno, significa 24% de la demanda, seguido del PET con 18% y el poliestireno 10%.

El escenario anterior, puede significar una oportunidad para las resinas ecológicas, pues a partir de este año, la ciudad de México, prohibió las bolsas de plástico de un solo uso. Esa medida, podría marcar el inicio de la implementación de leyes y reglamentos con sentido ambiental que estarían generando una oleada de plásticos sustentables.

A %d blogueros les gusta esto: