A medio grado del desastre

El cambio climático, es el principal reto a vencer en los próximos 20 años. Mientras que la temperatura del planeta continúa en ascenso y los combustibles fósiles continuarán siendo el principal energético de consumo, al menos durante los siguientes 50 años.

Por Ismael Jiménez Márquez

Desde hace al menos dos décadas, la humanidad inició la carrera impostergable por contener el cambio climático y sus efectos en el planeta; sin embargo, en realidad hace poco más de 30 años, se hicieron oficiales los primeros registros de las consecuencias del consumo desmedido de los recursos naturales y de las energías fósiles.

Las consecuencias de la contaminación y depredación de la naturaleza, derivaron en el incremento de la temperatura del planeta, la cual ha venido aumentando de manera constante durante los últimos 40 años, y hoy registra un grado más en comparación con los registros que se tenían en la década de los 70, esto ha generado impactos climáticos, naturales y económicos.

Las emisiones de CO2 derivadas de prácticamente todas las actividades humanas, es uno de los factores principales de los daños ecológicos que originaron la alteración climática que ya amenaza el crecimiento y desarrollo económico de todos países, debido a que cada año, aumentan en número e intensidad las tormentas y huracanes que a su paso cobran cientos de vidas y dejan grandes perdidas económicas. 

En el reporte “Global Warming 1.5 grados” que recientemente dio a conocer el grupo de expertos asesores de la ONU en materia de cambio climático conocido como IPCC por sus siglas en inglés, se menciona que, de mantenerse la tendencia del ascenso de la temperatura del planeta, se podría llegar a 1.5 grados entre el año 2030 y el 2052.

Es decir que de acuerdo con los expertos del IPCC de la ONU, la temperatura planetaria se estaría incrementando medio grado más en los siguientes 15 años, tomando en cuenta que en los últimos 18, la temperatura planetaria pasó de 0.5 grados a 0.9 de acuerdo con cifras y registros recientes de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Para Fernando Aragón Durand científico mexicano que participa desde hace 12 años en el grupo de expertos que elabora el estudio sobre cambio climático del IPCC, alcanzar una medición de 1.5 grados de temperatura, significa una catástrofe climática que tendrá efectos económicos y sociales en las siguientes décadas. De cumplirse el escenario anterior, difícilmente se llegaría a los objetivos y compromisos planteados durante los acuerdos de París en los que se pretendía incrementar medio grado la temperatura del planeta para el año 2100.

A %d blogueros les gusta esto: