Europa investiga a fabricantes chinos de paneles solares y aerogeneradores por dumping

Verónica Alcántara

Escrito por Verónica Alcántara |

Como una medida contra el dumping, la Comisión Europea inició investigaciones a fabricantes chinos de […]

Europa investiga a fabricantes chinos de paneles solares y aerogeneradores por dumping.

Como una medida contra el dumping, la Comisión Europea inició investigaciones a fabricantes chinos de paneles solares y aerogeneradores. La autoridad endureció sus reglas de contratación pública para evitar la competencia desleal de China en el mercado europeo de energías renovables.

Al amparo del Reglamento de Subvenciones Extranjeras, la Comisión busca determinar si las empresas chinas obtuvieron subsidios excesivos. Esta práctica de dumping le permitiría aventajar a sus competidores y obtener contratos públicos multimillonarios en la Unión Europea.

Sobre los paneles solares, la investigación involucra a los participantes de una licitación para construir un parque fotovoltaico de 110 MW en Rumania. Uno de los consorcios investigados es el de Grupo Enevo, al que pertenece la empresa china Longi Solar Technologie GmbH. Esta es filial de Longi Green Energy Technology, el mayor fabricante de módulos solares en el mundo, cuya sede está en China.

Un segundo consorcio investigado está integrado por Shanghai Electric UK Co. y Shanghai Electric Hong Kong International Engineering Co. Ltd. Este grupo está bajo el control de Shanghai Electric Group, una empresa estatal china de servicios de energía eólica, solar e hidrógeno.

“Tras su examen preliminar de todas las ofertas, la Comisión consideró justificado abrir una investigación en profundidad para dos licitadores, ya que hay indicios suficientes de que a ambos se les han concedido subvenciones extranjeras que distorsionan el mercado interior”, informó la Comisión en comunicado.

Además, consideró que “los paneles solares han adquirido una importancia estratégica para Europa: para nuestra producción de energía limpia, empleos en Europa y seguridad del suministro”, dijo Thierry Breton, comisario de Mercado Interior de la Comisión.

Aseguró que se busca preservar la seguridad económica y la competitividad de Europa y evitar el dumping en el mercado europeo de energía renovable. Al tiempo que se garantiza el juego limpio para todos los participantes.

Se estima que más del 97% de los paneles solares que hay en Europa son importados, principalmente de China, según dio a conocer Mairead McGuinness, comisaria de Servicios Financieros de la UE, en febrero pasado.

Competencia desleal

La vicepresidenta ejecutiva de Competencia de la Comisión Europea, Margarethe Vestager, anunció que se iniciará una investigación por dumping a fabricantes chinos de turbinas eólicas. En principio se investigará su participación en cinco mercados: Bulgaria, Francia, Grecia, Rumanía y España.

La funcionaria advirtió que el exceso de capacidad de las turbinas eólicas chinas subsidiadas es “peligroso” para la competitividad y seguridad económica europea. Según WindEurope, las turbinas eólicas chinas se ofrecen en Europa a precios hasta 50 por ciento más bajos que las de fabricación europea. Además, incluyen pagos diferidos por tres años hasta que el operador del parque eólico tenga tres años de ingreso.

“No se puede hacer eso sin un subsidio público injusto. Es más, según las normas de la OCDE, los fabricantes europeos no pueden ofrecer pagos aplazados como ese”, aseguró Giles Dickson, director general de WindEurope.

El Reglamento de Subvenciones Extranjeras prevé que luego de la investigación se puede aceptar que la empresa asuma compromisos para solucionar la distorsión del mercado. También podría optar por prohibir la adjudicación del contrato, o emitir una decisión de no objeción.

Este Reglamento comenzó a aplicarse el 12 de julio de 2023. Su objetivo es evitar las distorciones causadas por los subsidios (dumping) que reciben empresas extranjeras. Permite a la UE garantizar la igualdad de condiciones para todas las empresas que operan en el mercado interior.