Es hora de reportar los riesgos ambientales para mitigarlos

Verónica Alcántara

Escrito por Verónica Alcántara |

Cada vez más empresas japonesas reportan sus riesgos ambientales e impactos a la naturaleza para […]

riesgos ambientales

Cada vez más empresas japonesas reportan sus riesgos ambientales e impactos a la naturaleza para mitigarlos y asegurar la continuidad de su negocio.

Más de 80 empresas japonesas han adoptado las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza (TNFD, por sus siglas en inglés), una iniciativa voluntaria liderada por empresas y respaldada por organismos internacionales.

Esto, debido a que, en algún punto, todos los negocios están relacionados con la naturaleza, no directamente por el acceso a los recursos, sino porque las economías y las sociedades dependen de un planeta sano.

Las compañías niponas que siguen este marco pertenecen a más de 30 sectores, desde la construcción hasta las Tecnologías de la Información y Comunicación. Su objetivo es generar más datos para empresas e inversionistas, crear nuevas oportunidades de negocio y obtener resultados más positivos para la naturaleza y tomar medidas para mitigarlos, de acuerdo con información de Euronews.

De acuerdo con Moody’s Ratings, hay 16 sectores con más de 4,000 billones de dólares en deuda calificada que enfrentan una alta exposición al clima y riesgos relacionados con la naturaleza. Entre ellos están la minería de metales, minería de carbón, industria química, petróleo y gas integrados, ganadería y agricultura, y servicios ambientales y gestión de residuos.

Resultados positivos

La misión del TNFD es que cada vez más empresas reporten sus riesgos e impactos. Así lo está haciendo la empresa japonesa Kirin Holdings Company, propietaria del viñedo y bodega Château Mercian Mariko, una de las primeras en Japón en unirse al marco de TNFD. Esta firma transformó un terreno abandonado en un viñedo rodeado de prados y plantas que ha atraído a insectos y otras especies, algunas en peligro de extinción.

El enfoque del viñedo es la agricultura circular, ya que composta restos del prensado de uvas y convierte las ramas de vid en un tipo de carbón llamado biochar que tiene potencial de absorber gases de efecto invernadero y que también se usa como abono. El agua también tiene un ciclo limpio para asegurar la continuidad en los cultivos y del negocio.

Al día de hoy, al menos 40 por ciento de las compañías que buscan adherirse al marco TNFD son de la región Asia Pacífico, principalmente Japón. Su interés es desarrollar prácticas de divulgación estándar para compartir sus informes sobre riesgos e impacto climático y ambiental.