¿Qué enfrentaremos en 2021 en materia de sustentabilidad?

Este 2020 fue marcado, sin duda alguna, por el acontecer de la pandemia, sin embargo, los asuntos ambientales deben tomar más relevancia para éste 2021, en el que comenzaremos a vivir una nueva realidad, lo que implicará diversos cambios en la vida misma y en las acciones de algunos corporativos.

Una de las principales problemáticas contra la que se luchará, es el aumento de la temperatura global que se ve reflejada diariamente en el retroceso de los hielos, las elevaciones del nivel del mar, así como por los cambios exagerados por las emisiones de gases de efecto invernadero, resultado de las actividades del ser humano.

De acuerdo con un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), efectuado en 2019, se afirmó que el planeta registró un grado centígrado por encima de los niveles preindustriales, factor que los investigadores advierten que puede desencadenar una serie de cambios para el medio ambiente y la calidad de vida de la población.

Ahora bien, a pesar de que esta alteración es irrefutable, todavía estamos a tiempo para detener su avance y lograr transformaciones fundamentales en el actuar de las transnacionales y en el pensar de la sociedad en general.

Estos temas son de suma importancia para Henkel; por ello, uno de los principales pilares en temas de sustentabilidad es el empaque de sus productos de las tres unidades de negocio con las que cuenta, teniendo como objetivo para el 2025 que el 100 por ciento de estos sean reciclados o reusados. De esta manera, poder contribuir a la disminución de las más de 86 toneladas de basura que se recolectan diariamente en México.

Asimismo, otro desafío al que nos enfrentaremos en los próximos meses, es el consumo de energías renovables. Recientemente, en la Planta de adhesivos ubicada en Salamanca, se obtuvo la certificación ISO 50001:2018 de Sistemas de Gestión Energética, la cual ayuda a que la localidad continúe con su compromiso en el manejo de los recursos de forma responsable, así como a usar correctamente la energía, al establecer procesos para mejorar el rendimiento de activos, priorizando la implementación de tecnología y promoviendo la eficiencia en toda la cadena de suministro.

Como resultado, la empresa observará beneficios ligados con la reducción de costos y emisiones de gases y, al mismo tiempo, el fomento al cumplimiento de requisitos legales, gracias a la fórmula: Planificar, Hacer, Verificar y Actuar (PHVA), la cual permite conseguir un proceso de mejora continua, ya que todas sus fases funcionan como un ciclo que se repite una y otra vez.

Por otro lado, al hablar del término de sustentabilidad, éste va más allá de factores relacionados con el medio ambiente, ya que también involucra a la vez el bienestar de las personas en su propio entorno. En línea con ello, la compañía sigue trabajando internamente para la mejora de su ambiente laboral, por lo que también dicha localidad, actualizó la norma ISO 45001:2018, que vela por la seguridad y bienestar de los colaboradores, con mejores procesos de prevención de accidentes, así como con la evasión de situaciones que puedan perjudicarlos, con el fin de ampliar la seguridad laboral dentro del centro de trabajo.

A pesar de que existan nuevos retos en este ámbito para este 2021, las empresas tienen un abanico de oportunidades para implementar un mayor número de procesos que ayuden a alcanzar los objetivos de desarrollo sustentable, lo que se traduce en un cambio a favor al planeta, equipo de trabajo y la sociedad, ante escenarios tan cambiantes y retadores, como lo fue 2020.