Responsabilidad Social, aliada en la lucha contra COVID-19

Debido a la emergencia sanitaria por el SARS-CoV-2, que ha generado en México más de 1 millón de contagios y más de 100 mil fallecimientos, sobre todo en personas con enfermedades preexistentes como diabetes, hipertensión arterial y trastornos respiratorios, estamos convencidos de que hoy más que nunca debemos “aportar valor a través de la innovación” en diferentes vías: proporcionando conocimiento e investigación para encontrar nuevas moléculas que, además de las vacunas, mejoren la atención de pacientes con complicaciones asociadas a la COVID-19.

La Responsabilidad Social es parte del ADN de Boehringer Ingelheim y, al estar en una industria esencial, desde el primer brote se tuvo claro cuál era el compromiso de la empresa. De esta manera, se creo el Programa de Apoyo Global de 7 millones de euros para dar ayuda financiera, equipos de protección y medicamentos a instituciones sanitarias y comunidades alrededor del mundo.

Boehringer Ingelheim ha puesto especial foco en el cuidado de más de 50 milcolaboradores alrededor del mundo, velando por la salud de quienes continúan laborando en sitios de producción y haciendo uso de las herramientas tecnológicas para que aquellos que llevan funciones administrativas o de relacionamiento con médicos y clientes puedan trabajar desde su casa.

Para ellos, se desarrollo la plataforma Wellness@Home donde, junto con sus familiares, reciben asesoría y capacitación online sobre bienestar físico, emocional y financiero. Del mismo modo, se puso en marcha el “Programa de Contención Emocional” para los profesionales de la salud que están atendiendo a pacientes con COVID-19.

Boehringer Ingelheim en México en alianza con la organización Cántaro Azul, dedicada a efectuar prácticas sustentables desde una perspectiva de derechos humanos, salud y equidad y que, desde el inicio de la pandemia, ha enfocado sus esfuerzos en la fabricación de alcohol en gel, jabón y desinfectantes para ayudar a comunidades de escasos recursos en Chiapas donde 94 por ciento de la población vive en situación de pobreza y carece tanto de seguridad social como de servicios de salud, alimentación, saneamiento y agua potable para higiene y consumo humano, que es recurso básico en la prevención del SARS-CoV-2.

Con esta unión se han beneficiado 1,666 familias chiapanecas de alta marginación, 200 unidades médicas rurales y 10 hospitales, cifras que se suman a las metas que ambas organizaciones comparten para contribuir con los ODS.

Desde la innovación terapéutica Boehringer Ingelheim se encuentra en la fase 2 de un nuevo compuesto, enfocado en personas hospitalizadas con complicaciones respiratorias graves por SARS-CoV-2para quienes hoy lasopciones de tratamiento disponibles son limitadas.

Es un hecho que la salida de esta crisis no será fácil y seguirá necesitando la colaboración de autoridades de gobierno, empresas, instituciones, comunidad médica y sociedad civil. De ahí que todos tenemos que contribuir con experiencia, conocimiento científico y recursos disponibles para que, a pesar del impacto ocasionado por la pandemia, podamos dejarles a las futuras generaciones un planeta más sostenible y próspero.

SOSTENIBILIDAD
verdes

Un atún con cualidades sustentables

Por: Ismael Jiménez
La pandemia del Covid 19, además de representar un problema de salud pública mundial, ha sido para México, la oportunidad de hacer la diferencia e impulsar mejoras en la calidad alimenticia de los mexicanos.

LEER MÁS »