China niega que haya subvenciones a vehículos eléctricos

Verónica Alcántara

Escrito por Verónica Alcántara |

El ministro de Comercio de China, Wang Wentao, negó que su gobierno esté aplicando subvenciones […]

China niega estar aplicando subvenciones a la producción de vehículos eléctricos.

El ministro de Comercio de China, Wang Wentao, negó que su gobierno esté aplicando subvenciones a a vehículos eléctricos. Esto luego de que la Comisión Europea informara que podría aplicar aranceles retroactivos a la importación de autos eléctricos chinos.

El funcionario se reunió a principios de abril en París, Francia, con 10 fabricantes chinos de vehículos eléctricos, entre ellos, BYD, CATL, Geely y SAIC. Su objetivo es tratar las preocupaciones sobre las presuntas subvenciones recibidas por ellos de parte del gobierno de China.

Esta reunión se llevó a cabo, mientras la Comisión Europea realiza una investigación antisubvenciones sobre vehículos eléctricos de batería (BEV) de China. Ésta busca determinar si impone un arancel a las importaciones de estos autos.

Tecnología e innovación

Wang Wentao aseguró que el crecimiento de la industria de vehículos eléctricos chinos se debe a la innovación tecnológica y la competencia de mercado. Destacó que China ha logrado establecer una cadena de suministro competitiva que le permite producir autos eléctricos de bajo costo.

Por lo tanto, rechazó tajante que la ‘sobrecapacidad’ que acusan Estados Unidos y Europa son infundadas, y negó que el éxito de los BEV chinos se deba a subvenciones gubernamentales.

En su opinión, los fabricantes europeos de autos deberían mejorar sus capacidades internas para elevar su competitividad. A la par, los fabricantes chinos deberían colaborar más con empresas europeas para contribuir a la transformación verde.

Investigación en curso

Hace unas semanas la autoridad europea informó que tiene pruebas suficientes para demostrar que los fabricantes chinos están recibiendo subsidios. Mientras que las importaciones europeas de estos vehículos aumentaron 14 por ciento interanual desde octubre pasado, cuando inició la investigación.

En Europa, de hecho, consideran que el mercado regional podría verse irreparablemente dañado si las importaciones chinas siguen aumentando a un ritmo acelerado. Además, la Comisión Europea inició en marzo un registro aduanero de importaciones de BEV chinos. De manera que si la investigación comprueba que hay subvenciones, la Unión Europea podría imponer aranceles retroactivos a los vehículos eléctricos provenientes de China.